galiciainfo.es.

galiciainfo.es.

Romería de Santa Marta de Ribarteme: Una tradición con mucho que contar

Romería de Santa Marta de Ribarteme: Una tradición con mucho que contar

La Romería de Santa Marta de Ribarteme

Galicia es una tierra rica en historia y tradiciones, y pocas de ellas son tan llamativas y curiosas como la Romería de Santa Marta de Ribarteme. Esta tradición, que se celebra anualmente en el mes de julio, tiene su origen en la creencia popular de que Santa Marta tiene el poder de curar a los enfermos y traer de vuelta a los muertos.

Orígenes y evolución de la Romería de Santa Marta de Ribarteme

La Romería de Santa Marta de Ribarteme se celebra en la pequeña parroquia de San Fiz de Paradela, en el municipio de As Neves, en la provincia de Pontevedra. Sus orígenes se remontan al siglo XVII, cuando algunos vecinos de la zona encontraron en una tumba un cuerpo que llevaba muerto varios días. A pesar de todo, decidieron llevarlo en procesión a la iglesia local para su entierro. Según la leyenda popular, el cadáver milagrosamente volvió a la vida durante la procesión, lo cual fue interpretado como una señal divina. Desde entonces, la Romería de Santa Marta de Ribarteme se celebra cada año para honrar a la santa y para pedir su intercesión en casos de enfermedad y en situaciones de peligro de muerte. La celebración consiste en una procesión de los devotos que llevan consigo ataúdes vacíos, cajas de madera o incluso camillas, como una forma de demostrar su fe en la capacidad de Santa Marta para devolver a la vida a los que están al borde de la muerte. Durante la procesión, los devotos se dirigen hacia el cementerio local, donde se celebra una misa. Después de la ceremonia, algunos de los participantes deciden introducirse en los ataúdes o cajas, simulando estar muertos. Los llevan a hombros de otros hombres, mientras que un numeroso grupo de devotos y curiosos les sigue alrededor del cementerio. El ambiente de la procesión es muy emotivo, ya que hay personas llorando, cantando y clamando la ayuda de Santa Marta para superar sus enfermedades o miedos.

Curiosidades y leyendas de la Romería de Santa Marta de Ribarteme

La Romería de Santa Marta de Ribarteme tiene algunas curiosidades que la hacen aún más especial y llamativa. Por ejemplo, los devotos que se introducen dentro de los ataúdes suelen llevar camisas nuevas y sometimes even colorful or striking. Muchos de ellos se sientan dentro de los ataúdes y hacen como si estuvieran muertos, mientras que otros van con los ojos cerrados, como si estuvieran meditando o en trance. Además, se dice que si algún participante se niega a ser introducido en el ataúd, es probable que sea víctima de algún accidente o enfermedad en el futuro. Por esta razón, muchos de los devotos consideran que es necesario entrar en los ataúdes para protegerse de futuras desgracias. Asimismo, hay una leyenda que cuenta que la procesión de Santa Marta de Ribarteme atrae a los fantasmas del más allá, quienes se unen a la procesión para pedir ayuda a la santa en su última voluntad.

El impacto cultural de la Romería de Santa Marta de Ribarteme

La Romería de Santa Marta de Ribarteme tiene un profundo impacto en la cultura gallega, y es considerada una de las festividades más importantes de la región. Cada año, la procesión atrae a miles de personas de toda Galicia, así como de otras partes de España y del mundo. Además, la Romería de Santa Marta de Ribarteme ha sido objeto de numerosas investigaciones y estudios, tanto por parte de la comunidad científica como de las autoridades religiosas. Muchos expertos han tratado de explicar el origen y la evolución de esta tradición, así como su significado y los efectos que tiene en la psicología de los participantes. En conclusión, la Romería de Santa Marta de Ribarteme es una de las tradiciones más interesantes y curiosas de Galicia. Su origen, su evolución y su significado son objeto de estudio y reflexión por parte de muchos expertos, y su impacto cultural es innegable. Esta celebración que sigue viva después de más de tres siglos es una muestra de la fe, la tradición y la singularidad de la cultura gallega.