galiciainfo.es.

galiciainfo.es.

El Santuario de San Francisco de Asís, en Soutomaior: un lugar de paz y recogimiento

El Santuario de San Francisco de Asís, en Soutomaior: un lugar de paz y recogimiento

Galicia es conocida por su naturaleza exuberante y sus hermosos paisajes, pero también es un lugar lleno de historia y espiritualidad. Uno de los lugares más impresionantes de la región es el Santuario de San Francisco de Asís, en Soutomaior, un sitio que evoca tranquilidad y calma.

El origen del santuario

El Santuario de San Francisco de Asís se encuentra en el municipio de Soutomaior, en la provincia de Pontevedra. Fue construido en el siglo XVIII en honor a San Francisco de Asís, el santo italiano conocido por su amor a la naturaleza y su devoción hacia los más pobres.

El origen del santuario se remonta a una pequeña capilla que se encontraba en la zona. En 1725 fue fundada una cofradía en honor a San Francisco de Asís, que decidió construir una iglesia más grande para venerar su figura. La construcción duró casi veinte años y supuso un gran esfuerzo para la comunidad local.

La arquitectura del santuario

El Santuario de San Francisco de Asís es un ejemplo de arquitectura barroca gallega. La fachada principal está adornada con columnas salomónicas y un frontón que muestra la imagen del santo titular del templo. En el interior, destacan los retablos dorados y las esculturas de la época, que son una muestra del talento de los artistas gallegos del siglo XVIII.

La iglesia tiene una nave central y dos laterales, con capillas dedicadas a diversos santos y advocaciones. El altar mayor es una verdadera obra de arte, con un retablo que muestra escenas de la vida de San Francisco de Asís.

El entorno del santuario

El Santuario de San Francisco de Asís se encuentra en un entorno natural privilegiado. Está rodeado de arboledas centenarias y miradores que ofrecen vistas espectaculares del Valle del Oitavén. Desde el santuario, se puede acceder a rutas de senderismo que llevan a cascadas y pozas naturales, donde es posible refrescarse en verano.

Cerca del santuario se encuentra el Castillo de Soutomaior, una fortaleza medieval que ha sido reconstruida recientemente. Desde su torre, se pueden observar los viñedos y los campos que rodean la región.

La experiencia de visitar el santuario

Visitar el Santuario de San Francisco de Asís es una experiencia única. La atmósfera de paz y recogimiento que se respira en la iglesia es particularmente conmovedora. Los visitantes pueden acercarse a la imagen del santo y hacer sus peticiones, o simplemente sentarse en los bancos y disfrutar del silencio.

En la avenida que lleva al santuario, se han instalado varios puestos que venden productos de la zona, como miel, vino o queso. También es posible comprar recuerdos del santuario, como medallas o velas.

Las festividades del santuario

El Santuario de San Francisco de Asís es un lugar muy importante para la comunidad católica de Galicia. Cada año, se celebran varias festividades en su honor, entre las que destacan la fiesta de San Francisco de Asís, el 4 de octubre, y la romería de Soutomaior, que se celebra el primer domingo de septiembre.

En estas festividades, el santuario se llena de gente que acude a venerar al santo y participar en los actos religiosos. Se puede disfrutar de música tradicional gallega y de la comida típica de la región en los puestos que se instalan en el exterior del santuario.

Conclusión

El Santuario de San Francisco de Asís, en Soutomaior, es un lugar lleno de historia y espiritualidad. Su arquitectura barroca, su entorno natural y la atmósfera de paz que se respira en su interior lo convierten en un sitio especial en la región de Galicia. Visitar el santuario y participar en sus festividades es una experiencia inolvidable para cualquier persona que busque un lugar de tranquilidad y recogimiento.